miércoles, 8 de mayo de 2019

VÉRTIGO DE URGENCIA

Volvemos a los caligramas de recorrido y polares. El caligrama inicia el recorrido con la urgencia. Un monovolumen contiene en su chasis y en las huellas o rodadas el inicio del poema y el sentido simbólico, dado este, el poema, mi poema, completa la imagen y el poema iniciado como un pie de comentario que incide en esa sensación de asfixia de la sociedad global y en la necesidad y urgencia de huir hacia la sensación de Libertad allí donde se encuentre pero lejos de esta sociedad global histérica y crispada cada vez más inestable y capaz de abalanzarse sobre una hecatombe global sin pensárselo dos veces, cada vez más irracional e irreflexiva, olvidada ya de todas las lacras que han construido nuestra historia pasada y reciente como de dilapidar el mundo en el que vive hasta el cataclismo final.

El poema concluye:
Atado estoy al mundo en que respiro.
Quisiera huir de mí, vértigo de urgencia...
Cualquier lugar en paz sería mi destino...

HUIR
HUIR De MÍ MISMO...

Hélice que a rebanadas
corta el tiempo.
Volar quisiera hacia el espacio abierto,
poder vivir, soñar despierto.
Ruge el tambor,
                                          se aviva el miedo,
la ira es un volcán airado
que amenaza con vomitar
todo su fuego.

MANUEL MILLÁN CASCALLÓ

El coche de la huida, sea coche, bicicleta, tren, caravana o monovolumen... es un símbolo recurrente en mi poesía de la sensación de asfixia que siento (como lo siente la humanidad consciente y reflexiva) ante mundo global salvaje, histérico e irreflexivo, que, amén de dilapidar el Planeta en el que vive con toda la Naturaleza y la propia humanidad deshumanizada como víctima de sí misma y del egoísmo global en manos de unos poderosos desquiciados, ambiciosos, despiadados, ultraegoistas, inconscientes, irreflexivos, irracionales e imprudentes, amén de violentos, locos, déspotas y tiranos que han olvidado el terrible pasado reciente y, por lo mismo, se encaminan (y nos encaminan) a repetirlo por un (ahí quítame esa pajas) sin pensar que más allá de su absurdo absoluto, bien podría ser definitivo...

El tiempo (hélice que a rebanadas...: reloj) apremia y corre eléctrico hacia el abismo (por la ira desatada que supone el volcán en erupción que amenaza con explosionar definitiva y cataclísmicamente)  mientras rugen los tambores de guerra y se aviva el miedo colectivo. Por eso quisiera huir a cualquier lugar en paz, en este mundo o en el que fuera del espacio abierto, aunque sepa que eso es completamente una utopía, porque, de darse el cataclismo real, dudo que nadie pueda escapar y tanto peor si los que escapan son los poderosos y locos deshumanizados que lo han provocado que son los mismos que comprometerían cualquier esperanza de futuro y los que seguro que volverían a repetir hasta el infinito sucesivos cataclismos allí donde fueren (y de hecho son los únicos que debieran indefectiblemente fenecer en el cataclismo que han provocado)

lunes, 29 de abril de 2019

INTROSPECCIÓN CELESTE


Introspección celeste supone la conclusión en éxtasis de la evolución de otros dos dibujos poemados míos ya aparecidos en este mismo blog (con dibujo, tintado y poema mío): Allí donde se encuentra mi yo mismo y En eterna contemplación de la belleza, dando el color definitivo al éxtasis soñado de una belleza hipnótica cósmica. El primero presentó al hombre dormido, el mismo de este dibujo, sumiéndose en el segundo accedió al subconsciente imantado por un cosmos planetario de belleza sugerido en un paisaje reconocible en la encrucijada de lo posible y lo imposible y esta accede a la belleza de una aurora espacial de colores hipnóticos. El durmiente se ha convertido en un astronauta o cosmonauta del espacio que ha abandonado su nave para, flotando, observar la superficie de un inhóspito satélite de aspecto lunar, a espaldas de la aurora circundante de un ardiente sol que tras de sí presenta planeta y otra luna inhóspita enorme... 

La sensación de libertad y la belleza cósmica desprenden por sí solas el éxtasis hipnótico de la hermosura más serena, la que el propio cosmos posee en sí mismo... La visión arrastra hacia esa hipnosis al espectador y te adentra en el espacio mismo, flotando como el astronauta en una posición imposible porque nave varada en el espacio y cosmonauta están demasiado cerca de la superficie del satélite que, den la física real los atraería hacia la superficie y el hombre dormido, que parece integrado en el paisaje soñado y del que tal paisaje, nave y astronauta se adivina su sueño, parece descansar en la misma superficie del satélite, integrado al paisaje cósmico que se muestra a sus espaldas, claro que, sin escafandra, como su sosias espacial, o no podría respirar o se nos habría convertido en un selenita contemplado con curiosidad por el astronauta flotante...

Dejemos libre la imaginación para que juegue y haga propias todas y cada una de esas posibilidades y todas aquellas que genere el espectador.

El poema que lo integra, mi poema que lo convierte en dibujo poemado, en relación con lo dicho, reza así:

Soñar el iris Paraíso mismo,
ese celeste enigma colorido;
flotar en el espacio sobre el nido,
esa belleza puro paroxismo

sobre una tierra toda silogismo,
herida en su belleza y su sentido;
vivir como despierto lo dormido
en éxtasis contemplativo, abismo

que hace de nexo entre el mundo consciente
y el subconsciente de umbrío desierto
esperanza de vida que amanece,

planeta inmaculado del presente
y un sol de ardiente fuego, que despierto
alumbra los satélites que mece

ese planeta promesa de vida,
de sus hijos celestes rodeado,
sangre de vida en halo acordonado,
aurora de una tierra prometida

de un génesis futuro para el druida
de una magia surgida sin pecado
donde volver a todo lo preciado
y en paz de sus nativos compartida

es más un don de lo que ya suponemos
y un común en lo que todos queremos...
pues que con tal visión desembarcamos

hipnotizados desde el corazón 
de la nave arcana de la ilusión
que en nuestro subconsciente fabricamos...

¡Oh belleza sin fin en el sin tiempo
y en el cosmos visión de lo divino,
quedarse aquí, embriagado de tu vino,
será ambrosía del placer excelso
imantado en tal visión de lo eterno
como un regenerado Paracelso
extasiado en su palacio de invierno

MANUEL MILLÁN CASCALLÓ

Por ende, este dibujo poemado, esta ilustración mía, ha sido convertida en la portada del  6è Recull de Contes i Narració Breu, premis Víctor Alari 2015-2018 del Ajuntament de Cubelles, que es su organizador, junto con Radio Cubelles, como el editor de los mismos y que vieron la luz este 23 de abril del 2019, en la Diada de Sant Jordi.

jueves, 25 de abril de 2019

CONTRA VIENTO Y MAREA

Contra viento y marea

Contra viento y marea es otro de los pictocaligramas de la serie de la exposición Amigos de Cubelles está dedicado a Laura, otra Vilanovina tenaz que ha tenido que luchar arduamente contra los avatares de la vida. Por eso comparte mucha simbología con otro de los pictocaligramas de la serie, Jamás te diste ni te darás por vencida, el dedicado a la también vilanovina Patricia y eso puede explicar porque, en este blog se produce una lamentable confusión y aparece el pictocaligrama que hoy nos ocupa como el dedicado a Patricia. Para reparar tal confusión, publicaré ambos y asi podremos observar los muchos paralelismos que comparten:

Jamás te diste ni te dará por vencida

En ambas, un mar embravecido de circunstancias adversas las asedia, en ambas, el faro de la razón las mantiene victoriosas sobre las muchas adversidades de la vida, Patricia se protege con un muro de razones, su acantilado y es también su casa la que salva. Las adversidades sin fin en la vida de Laura la aislan, la acosan hasta asfixiarla pero, aún así, surge victoriosa, por eso el faro aparece en la punta de una muralla sumergida y devorada por el mar, se ha convertido en una isla diminuta donde reside el faro de la razón y la esperanza aunque no tenga frontera de protección. Es ella contra todo... No es el caso de Patricia y el poema, en ambos comparte el cielo en tormenta desatada, las nubes negras que las acechan, pobladas de gritos amenazadores...  La tenacidad las une.

MANUEL MILLÁN CASCALLÓ

viernes, 12 de abril de 2019

THEMIS (IVSTITIA) JA NO ÉS PAS CEGA

Otro de los pictocaligramas, obra mía, que forman parte de la exposición colectiva y multidisciplinar LlibertArt d'Expressió, que sirve de presentación al grupo CREACUBELLES de artistas de Cubelles que se celebra en la Sala d'Exposicions del Centre Social Joan Roig i Piera de Cubelles (del 27 de marzo al 12 de abril del presente 2019. Siendo hoy el último de exposición pública).

Se trata de un pictocaligrama que integra la imagen de mi diseño, la diosa Themis griega (la Ivstitia romana) con su balanza claramente decantada a favor de las clases poderosas (su platillo está en suelo) frente al pueblo llano (su platillo cuelga y pende en el aire) y en el cabello, venda caída en cuello y sombras de su tórax y abdomen, brazos, fiel de la balanza y espada el poema, mi poema que, en catalán ilustra la imagen:


Cuyo poema, mi poema, reza:
Fa de temps, quasi des de sempre,
que la Justícia es va enamorar del poder,
de la força, de la religió i dels diners
i no és cosa, doncs, d'aquests últims segles.
Li agraden els rituals, les armes i els calés.
S'ha acostumat a viure bé i combina
l'estoïcisme amb l'hedonisme.
És massa tradicional encara
i això de liberté, égalité i fraternité
se l'oblida quan examina
la força del paroxisme
i la Llibertat que predomina
en els temps i actituts que corren ara.

Acostumada a donar als poders la raó,
ara no sap dir-li's fàcilment que no.
S'ha tornat una gerontocràcia intolerant
com díscola captivada pel discurs dels advocats
i guanya el judici el que té més habilitat
per sobre de si l'acusat és culpable o no.
I fa temps que li atrauen els diners del seu amant...
Pos respecte li mereixen treballadors, arreplegats,
pobres, vells, malalts, bledes o jubilats.
I és puritana i religiosa i missaire
a qui les misèries alienes no li afecten gaire
potser per què li ve de mena i de sang.
La casta dels jutges, fiscals, advocats...
I de veure tantes desgràcies,
no l'importa sentir el fang.

MANUEL MILLÁN CASCALLÓ

Imagen y poema son suficientemente claros, especialmente el poema en denunciar que la Justicia, tradicionalmente ha estado en manos del poder (quien tradicionalmente dice recibir de Dios o de los dioses el poder de regir y legislar). Tradicionalmente la Justicia se ha asociado a los poderes clásicos: Iglesia, Rey y Ejército y cuando la burguesía y el capital se han apoderado del poder, ha quedado en manos de estos. La imagen es clara, la corona real cobija el gran capital, el ejército, la banca y las inversiones extranjeras y no menos es la influencia moral cristiana conservadora de la Iglesia y las beatonas a los que industria, comercio, construcción, especulación... y en definitiva el dinero convierten en el poder real de la sociedad actual sea en España o en dondequiera que sea... Y el retrato valdría para el Mundo Occidental como para todo el Mundo en general. Por mucho que el pueblo llano (trabajadores, proletarios, campesinos...) haya adquirido derecho ciertos y legalizados (avalados por la Ley), la Justicia sigue siendo una casta que se sabe más poderosa que nadie (y más en un Estado de Derecho) y sus integrantes mantienen una mentalidad y una ética tradicional, cristiana y conservadora... timorata, rígida y carca (y eso alcanza el punto álgido de claridad cuando se entremeezclan valores éticos y religiosos tradicionales ante como la Libertad de Expresión, de culto, de moral, de ideología o de tendencia sexual... El problema no es tanto la Ley o el Estado (suficientemente avanzada y equitativa, aunque se tenga que modificar o renovar en algunos aspectos en España), ni la Constitución... es la propia cúpula de los jueces (que no todos lo jueces, ni siquiera todos los jueces de la cúpula, fiscales y abogados ni siquiera la mayoría de estos últimos).

Partidos conservadores pacatos e intolerantes y la Ley Mordaza son todo un exponente de esta mentalidad poco dada a los diálogos reales ni a los referendums sobre cualquier materia que nos afecta a todos.

MANUEL MILLÁN CASCALLÓ




jueves, 11 de abril de 2019

INTOLERANCIA, ANACRONISMO...

Es uno de los pictocaligramas presentados por mí, como miembro y uno de los fundadores, del grupo CREACUBELLES, de Arte y Artistas de Cubelles, en la Exposición LlibertArt d'Expressió (Exposició Artistica Multidisciplinar), en la Sala d'Exposicion del Centre Social Joan Roig i Piera, de Cubelles (exposición inaugurada el 27 de marzo del presente 2019), aún en exposición abierta hasta mañana (del 27 de marzo al 12 de abril de 2019) y de la que ya se dará un análisis completo en este mismo blog.

La exposición sirve de presentación al grupo CREACUBELLES, integrado, de momento por Ester Pérez Massana, Nacho Vizcaíno, Pere Casanoves, Manuel Millán Cascalló y Virgili Serna como socios-artistas fundadores y Francesca (Cesca) Calaf,  Jou Monsó González, Vicki Benítez, Claudia Millán Blanch, Oriol Millán Blanch, Michelle Codina i Arantxa Manrique como artistas socios activos... Artistas, todos de distintas disciplinas y personalidad definida y contrastada y habitantes de Cubelles o de poblaciones cercanas como Vilanova i la Geltrú, Cunit o Calafell....

En cuanto a Intolerancia, anacronismo... es un de mis cuatro pictocaligramas presentados en dicha exposición, y, como Themis (Iustitia), ja no és pas cega, centrado en la Libertad de Expresión como concepto de la Exposición y del Arte en sí mismo, con una crítica evidente a la España actual y su Ley Mordaza (Procés y presos políticos incluidos) y a la Sociedad Global y de Consumo y la hipocresía política patente y palpable en la Justicia, y que suponen dos obras creadas por y para duicha exposición concreta.

Las otras dos, se centran en dos aspectos concretos de peso, referentes a la Igualdad entre Géneros y a la denuncia de la situación de desigualdad de la mujer y ya han aparecido en este blog (La Manada y Mujer marcada)

Intolerancia, anacronismo... es un pictocaligrama de mi total creación, que consta de un dibujo a tinta de rotuladores calibrados, realista y de características simbólicas respecto a sus integrantes o componentes, encarcelados en una umbría prisión (imagen soporte). La casi totalidad lo ocupa la imagen, pero en los barrotes superiores de las celdas aparece un poema, mi poema, el poema que los integra y compone, y que está en relación y fusión de contenido con la imagen y, en el techo y suelo de la prisión, se inscribe, en prosa una reflexión de lo que supone el Arte en sí mismo y  su relación inherente y esencial con la Libertad de Expresión del Arte y del artista que lo crea. En definitiva:


La expresión, el sentimiento, creencia,
razonamiento o ideología,
es libre. Nace, confluye, en esencia
con lo que somos y es la luz del día
de cuanto sentimos y razonamos.
No se puede callar ni lo esquivamos

con cadenas, omisiones ni leyes.
En el corazón de uno y de todos
late lo que late, no existen modos
de acomodarse a Justicia ni reyes,
gobiernos o iglesias que nos aboquen
a cambiar lo que sentimos, provoquen

o no debates y la intolerancia
no hará que cambiemos lo que sentimos
porque realmente es lo que sentimos
y esa ofuscación de la ignorancia
del sentimiento ajeno, la mezquina
barrera que el entendimiento arruina.

MANUEL MILLÁN CASCALLÓ


No hay que sentir lo que no se siente, ni se puede. Lo que nos es ajeno, es ajeno a nosotros y no habita en nosotros. Hay que aceptarlo como es en los otros, en otros o en los demás. Yo soy yo, nunca seré otro. La verdad es inatrapable, la verdad es el hecho, no cómo lo concebimos o interpretamos simultáneamente, "a posteriori" o dependiendo del momento y nuestro entorno... No quiero tener razón o no tenerla, porque la razón no se tiene nunca ni la tiene nadie. Quiero ser yo porque sencillamente lo soy, se quiera o no que lo sea, que sea en sí mismo o que sea como sea y quieran ellos, los otros. No quiero ser más que quien soy y no puedo ser otro aunque fuese mi modelo, mi aspiración...

El Arte, como la palabra, es la expresión libre, pero formal, de lo que siente el artista y puede ser de la sociedad, el pueblo del que se ha hecho voz y eco (y expresar dicha voluntad es una de las misiones esenciales del arte)... Es creación, compromiso, denuncia y sentimiento hecho forma propia de quien lo crea. Podrás, o se podrá, apresar al artista,al Arte, no...

El Arte es la palabra formal y estéticamente expresada del sentimiento y no hay prohibición que lo subyugue ni encadene.

De cada llama de la hoguera en que se pretenda o se haga quemar el Arte y al artista, como la palabra y el sentimiento, por inconveniente y molesto que sea, o/y por intolerancia de cualquier tipo de poder, ética o ideología intolerante, surgen mil ardientes llamas, deseos, gritos y expresiones de denuncia al intolerante que intenta anularlo, omitirlo, oprimirlo... y el fuego acaba siendo inextinguible y más hiriente y revelador a ojos de quien lo observa con la razón abierta...

No se pueden poner puertas al campo; al Arte, como al sentimiento, tampoco.

MANUEL MILLÁN CASCALLÓ



De mi poema y reflexión, poco añadiré, se define por si solo. En cuanto a los encarcelados, se albergan en cuatro celdas. De izquierda a derecha, la primera alberga los sentimientos reprimidos, simbolizados por la rosa de las querencias y amores, la urna de las voluntades prohibidas y el corazón, tirado como un desprecio. 

La segunda alberga a unos títeres, encarcelados por ser críticos con los distintos poderes, ideologías... y representar como espectáculo lo que ellos creían que hacía la Justicia y el poder (y a dichos titiriteros que actuaron en Madrid, podríamos añadir los juicios de Guillermo Toledo por mentar a Dios en un twitter, o a Dani Mateos por sonarse con la bandera, incluidos, como los títeres en el mundo de la actuación).

El pensador de Rodin, como la pluma en el tintero y el libro, encarcelan al pensamiento en sí mismo y a la libre expresión escrita y oral de la misma (sea literaria, política, filosófica, religiosa, moral...)

La última, con la guitarra, encarcela a la música y la expresión crítica en las canciones... críticas con la Monarquía, la Iglesia, los políticos, las patrias y la falta de libertad de expresión y pensamiento

La Ley Mordaza es la más claramente denunciada, pero no es precisamente la única... Las morales conservadoras e intolerantes, las ideologías "fachas" y carcas... y la Justicia, especialmente la de determinados jueces, también...

MANUEL MILLÁN CASCALLÓ



lunes, 8 de abril de 2019

LA TERRA QUE TANT ESTIMES I TANT T'HA DONAT, CIRIL·LO


Pictocaligrama de la serie de la exposición Amigos de Cubelles, se refiere a un hombre, Ciril·lo Poch, un pagés geneuino del pueblo, de Cubelles, y de toda la vida, noble, campechano, trabajador y enamorado de la tierra. El poema que lo integra está hecho en catalán tan catalán como el retratado y muestra un pagés tipo arando con su tractor su tierra, su propia y amada tierra, a la que ama tanto como a su familia. No deja de trabajar, de sol a sombra, su amada tierra y sus verduras, frutos, legumbres, hortalizas, olivas... son como su propia familia... Los cría, mima y cuida como si fuesen sus propios hijos... Y no es de extrañar. La agricultura tiene algo de creación deífica por muy esclavo que sea. Verlos fructificar, año tras año, es algo vital y energético que va más allá de las ganancias pecuniarias... Y el esfuerzo sin fin de trabajar la tierra tiene cada año el premio bendito de la germinación y el aprecio de quién lo saborea, saboreó y saboreará...

Una profesión tan antigua y necesaria que precisa de esfuerzo, tesón, sudor y lágrimas pero que tiene la inmensa compensación de sentirse parte de la tierra que cultivas... Un placer de dioses y un gozo que compensa esfuerzos y penurias sin fin... porque se ama a la tierra y se siente correspondido y bendecido por ella.

En cuanto al pictograma, es todo dibujo salvo los surcos, que cobijan el poema, mi poema, como si este fuese también hijo y parte de la tierra herida a surcos y germinada y bendecida en ellos.

MANUEL MILLÁN CASCALLÓ

sábado, 6 de abril de 2019

SUEÑAS Y TE SUEÑAS, FELICIDAD INQUIETA

La imagen muestra un dibujo poemado, como siempre completa obra mía, en el que la imagen sugiere el poema al pie del mismo. Con un dibujo esquemático, la imagen de mi perra Bagheera durmiendo plácidamente en el sofá de mi casa muestra el paso del tiempo en la acumulación de tres imágenes sucesivas mostrando al animal buscando, dormida, la posición más cómoda. Dos, acurrucada y envuelta en sí misma, enredada, con la cabeza hacia la izquierda. La más acurrucada es la inicial. Con el sueño y sin despertarse, estira el cuerpo sin mover prácticamente la cabeza de sitio (solo ligeramente), pero tras unos instantes, se desenreda y, apoyada por completo en el respaldo del asiento, estira su cuerpo longitudinal y la cabeza aparece a la derecha y apoyada sobre sus patas.

Que sueña es evidente, que ella es La protagonista pero no la única imagen que ve, se supone... pero ¿qué sueña?... Eso sugiere el poema, mi poema:

Tantos
                         instantes 
                                                         de acomodo
tantos
                                   perros delirantes
                                                                   cada uno con su modo
Tantos giros
                                                      buscando un mismo reposo
Profundo quiere huir
                      hacia algún pasaje hermoso
          donde tú quisieras ir
           donde quisieras estar

¿Sueñas?...
                                 Seguro que sí

MANUEL MILLÁN CASCALLÓ


El plantea una mímesis del relato con su concepción sensitiva universal para adentrarse en la personal de la perra, pero como el sueño es un proceso adscrito a quien lo produce y asimilado a sus vivencias emotivas, queda en el umbral del sueño mismo...

Desciende de lo consciente a lo subconsciente y por eso se presenta como una sucesión de escaleras que descienden a las profundidades subjetivas y subconscientes del animal... Es un proceso de inmersión y por eso desaparecen los signos de puntuación nexivos (puntos y comas) solo sugeridos por el texto y adivinados por las mayúsculas cuando se cambia de enunciado, mientras mantiene los signos que implican entonación y consciencia, pero estos, además, se sitúan en mí, como observador, y aparecen al final.

De la observación de la postura y su cambio, deduce la placidez del delirio... Los gestos hablan como la respiración serena y de las vivencias adivina que él está incluido porque las vivencias compartidas con paisajes y otros perros o animales, solo pueden ser exteriores y esas, aunque impliquen la alegre y enérgica libertad del animal, probablemente en campo abierto, donde más libertad disfruta, son resultado de las salidas compartidas de su dueño, yo mismo, y ella... 

Más allá de estos datos de evidencia, la concreción del sueño, resulta indescifrable como antítesis de lo evidente, que sueña... y disfruta con lo soñado... La conclusión de un placentero ronroneo conclusivo, un siuspiro de añoranza, en la tercera postura, lo evidencia...

MANUEL MILLÁN CASCALLÓ